Algunos consejos para gestionar de forma inteligente la publicidad de tu sitio


Comment

Consejos

Este artículo te mostrará algunos consejos simples para gestionar el emplazamiento de la publicidad en tu web o blog.

Las ventajas de la remuneración al CPM

 

El CPM (coste por mil) es una forma de remuneración por visualización: una vez que alcances 1.000 impresiones, ganas dinero. Si el CPM de tu publicidad es de 1€ y tu publicidad ha sido vista 100.000 veces (número de visualizaciones), ganarás 100€. La ventaja de elegir el CPM como modo de remuneración es que este monetiza cada una de tus visitas sin excepción. No necesitas que tus visitantes hagan clic para ganar dinero. Al final, tu remuneración está conectada a tu audiencia: cuanto más tráfico tengas, más ganarás.

 

El reto de elegir los formatos publicitarios

 

Existe un gran número de formatos en el mercado de la publicidad en línea: vídeo, standard, móvil… Cuando te enfrentas a la elección de los formatos debes tener en cuenta todas las características que te permitirán maximizar tus ingresos, pero siempre sin molestar a tus visitantes. Para ello es necesario un equilibrio entre la estructura de tu sitio, sus contenidos y la publicidad que muestres. De manera general, cuanto más visible sea la publicidad, más ganarás, ya que el emplazamiento será más interesante para los anunciantes.

 

¿Cómo hacerlo?

 

Informar a los internautas que desconfíen de la publicidad

Una gran mayoría de tus visitantes perciben la presencia de publicidad como algo negativo. Por eso no dudes en explicarles la importancia que representan los ingresos publicitarios para un editor. Para el propietario de un sitio no comercial la publicidad es su principal fuente de ingresos.

Sé transparente y honesto, esto te permitirá también evitar que recurran a un ad-blocker, una herramienta que sirve para impedir que se muestren anuncios en un sitio y que, por tanto, te impedirá ser remunerado.

Publicidad sí, ¡pero no demasiada!

Un exceso de publicidad puede arruinar tu contenido. Lo aconsejable es elegir dos o tres formatos por página para no alterar el funcionamiento de tu sitio y la comprensión de su contenido. Unos cuantos formatos bien colocados son suficiente. Apuesta siempre por la parte alta de tus páginas para colocar los formatos, es el lugar más visible y, de esta manera, tus anuncios serán más rentables.

Elige los formatos en función de la audiencia y la estructura de tu sitio

Si tu audiencia utiliza principalmente smartphones y tablets, es indispensable elegir formatos responsive, aunque sin dejar de lado los otros formatos. Recuerda que es igualmente importante que encajen bien con tu contenido. Por ejemplo, los vídeos outstream (que se intercalan en tu contenido) son tendencia y suelen beneficiarse de un buen CPM.

 

En resumen, la publicidad en internet es una manera ingeniosa de monetizar tu sitio. Siempre que haya una cierta armonía entre publicidad y contenido, no tienes por qué perturbar la experiencia de los visitantes en tu sitio (y no correrás el riesgo de bajar tu audiencia).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *