El protocolo https, una garantía para tu seguridad en internet


Comment

Consejos
https

El protocolo https garantiza la seguridad de los datos personales que los usuarios proporcionan al navegar en sitios web. Los navegadores como Chrome o Firefox están animando a los editores de sitios en internet a adoptar el protocolo https para que a la larga todos los sitios lo utilicen.

HTTP / HTTPS, ¿de qué se trata?

El http (HyperText Transfer Protocol en inglés) y el https (HiperText Transfer Protocol Secure) son dos protocolos de comunicación entre clientes y servidores, es decir, dos formas de intercambiar datos entre el navegador de un internauta y el servidor de un sitio web.

Desde hace algunos años, Google está animando a los editores de sitios web a pasar del protocolo http al https con el objetivo de mejorar la confidencialidad y la seguridad de los usuarios.

Con el protocolo https, un usuario puede intercambiar información de manera segura con la página web que esté visitando sin que esta información sea interceptada por terceros.

Esta tendencia a pasar a la opción segura está experimentando una aceleración desde hace más de un año. Como ejemplo, según los datos de Google, en 2017 71 de los 100 sitios más visitados estaban protegidos por el protocolo https, frente a los 37 de 2016.

Si esta transición ha evolucionado tan rápidamente es porque el ecosistema web reacciona en este sentido. De hecho, los navegadores marcan los sitios que no se han pasado a https como ‘no protegidos’ para advertir a los internautas. La autoridad de certificación Let’s Encrypt propone a los editores de sitios web certificados SSL gratuitos que simplifican el acceso al https. En resumen, proveedores de hosting como 1and1 o WordPress han contribuido a la puesta en marcha de los certificados sobre los sitios alojados.

 

¿Cómo hacer la distinción?

Sitio protegido

Cuando navegas por un sitio web protegido, la barra de búsqueda de tu navegador se muestra como la imagen de abajo. Esto significa que tus datos personales son privados y no pueden ser pirateados. Puedes navegar por el sitio con toda seguridad.

Sitio no protegido

Si navegas por un sitio no protegido, la barra de búsqueda de tu navegador se presenta como en la imagen de abajo. Se desaconseja introducir por tanto informaciones personales, ya que estas podrían ser utilizadas por una tercer parte de forma malintencionada.

Sitio no protegido o peligroso

Cuando estás en un sitio web, si la barra de búsqueda de tu navegador se muestra como en la imagen de abajo, esto significa que estás navegando por un sitio no protegido o peligroso. Se desaconseja totalmente proporcionar informaciones personales, incluso visitar el sitio. Un usuario mal intencionado podría tener acceso a tus datos.

 

Además del status de sitio no protegido, los sitios web que no tienen https podrían ser sancionados a nivel de su posicionamiento natural sobre los diferentes motores de búsqueda.

 

¿Cómo pasar a https?

En primer lugar debes obtener un certificado SSL (Secure Socket Layer, en inglés) para asegurar la conexión segura entre el servidor de tu sitio web y los navegadores de tus internautas.

Varias organismos autorizados como Let’s Encrypt o Comodo pueden proporcionártelo. Let’s Encrypt es gratuito y es apropiado para los sitios personales, mientras que Comodo es de pago pero corresponde mejor a los sitios profesionales o de e-commerce.

Una vez que tengas el certificado SSL, debes instalarlo en tu servidor. Esta etapa, en muchos casos, la puedes realizar directamente a través de tu servicio de hosting.

 

CONCLUSIÓN

Seguro que ahora lo tienes más claro: adoptar el protocolo https presenta numerosas ventajas. Si tu sitio está todavía en http, te recomendamos pasarlo a https para garantizar la seguridad de tus visitantes, por una parte, pero también para mantener tu nivel de tráfico gracias al posicionamiento natural.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *