Tendencias AdTech 2022


Comentario

Tendencias AdTech 2022

Las tendencias AdTech del mañana serán muy diferentes a las de hoy, y los anunciantes que deseen mantenerse a la vanguardia de la tecnología tendrán que seguir el ritmo de las innovaciones. En este artículo, describiremos las principales tendencias AdTech para 2022, para que puedas empezar a prepararte. 

¿Que recordar del 2021?

Tras la crisis sanitaria de 2020, los datos han ocupado su lugar en el centro de la publicidad y los jugadores han tomado conciencia de la importancia de sacar provecho de ellos. Durante este periodo, los jugadores nunca han tenido acceso a tantos datos gracias al cambio aún más exponencial del comportamiento hacia el mundo virtual. Hemos cambiado la forma de vivir, de consumir bienes y servicios, los medios de comunicación y la publicidad. 

Aunque se anunció en 2020, el fin de las cookies de terceros aplazado hasta 2023 dará un giro al concepto de programática que se basa en la explotación de los datos recogidos. Por lo tanto, este anuncio impulsó en 2021 a muchas empresas a buscar alternativas a esta molesta decisión. Hasta el verano de 2021, se invirtieron aproximadamente 328 millones de euros en el sector adtech y martech, según «Le Journal du Net». Estas inversiones muestran una intensa recuperación económica en estas áreas de la publicidad digital. 

El contexto económico del sector sigue muy concentrado en torno al GFA (Google – Facebook – Amazon), que representa más del 70% de la cuota de mercado de la publicidad digital, es decir, casi 3.834.000 millones de euros, según el «Observatoire de l’e-pub». Sin embargo, no son inmunes a ser cuestionados en el nuevo año por los órganos legislativos que rigen la industria publicitaria y la política de protección de datos.

2022 es, por tanto, objeto de nuevas perspectivas en el mercado gracias a numerosas tecnologías innovadoras que pretenden compensar la eliminación de las cookies y promover el uso de los datos de forma más transparente y sencilla.

¿Que esperar en el 2022?

Volver a las cookies internas

El anuncio de Google de poner fin a las cookies de terceros es importante, pero no limita el uso de las cookies internas, las cookies de origen. Estas últimas siguen siendo necesarias para optimizar el uso de los datos recogidos por parte de los anunciantes, y para que los editores los aprovechen más. De hecho, son diferentes de las cookies de terceros, que pronto quedarán obsoletas. Las cookies de origen son datos que se almacenan y analizan directamente en el sitio web visitado para garantizar una experiencia de usuario optimizada. Este cambio implica una devolución de la propiedad de estos datos a los propietarios de los sitios. Al devolver la mano a los editores sobre los datos recogidos directamente de los usuarios, ya en su poder y adquiridos en cumplimiento de las leyes del RGPD, se limitará la violación de los derechos y consentimientos de los usuarios.

Segmentación contextual

Es el gran regreso de la segmentación contextual que define la segmentación por palabras clave, imágenes, textos, vídeos con el fin de difundir la publicidad más relacionada con el contenido del sitio web y llegar a los objetivos más potenciales. Se llama targeting contextual porque está vinculado al contexto de la visita del usuario. Así pues, volver a la publicidad contextual se considera cada vez más una solución creíble para hacer frente a la supresión de las cookies de terceros. 

Esta solución puede compararse con un ejemplo de contextualización eficaz que se puede encontrar en la televisión a través de la panoramización de las franjas horarias para la publicidad. Es decir, los anunciantes tienen conocimiento de las audiencias presentes durante los distintos periodos de emisión gracias al análisis de los datos extraídos de un panel. Esto les permite estimar con gran eficacia las horas de emisión que reúnen el mayor número de sus objetivos. Incluso se han llevado a cabo fases de prueba para personalizar estas pantallas publicitarias a los clientes objetivo, en particular según sus hábitos y acciones en el mundo físico y virtual.

Blockchain contra el fraude publicitario

En los últimos años, lo digital se ha convertido en el sector líder en inversiones publicitarias. Sin embargo, este crecimiento ha ido acompañado de un aumento del fraude publicitario. Esto se ha convertido en una gran preocupación para las empresas.

Alguno números clave:

  • El coste del fraude publicitario se estima entre 7 y 17 mil millones de dólares al año en el mundo, y esta cifra sigue aumentando. 
  • En 2025, el fraude publicitario alcanzará los 50.000 millones de dólares.
  • Entre el 10 y el 30% de las inversiones publicitarias son objeto de fraude publicitario.
  • El 40% de los anuncios en línea nunca son vistos por los usuarios.

Según el Gobierno francés, «Blockchain es una tecnología de almacenamiento y transmisión de información que adopta la forma de una base de datos que tiene la particularidad de ser compartida simultáneamente con todos sus usuarios y que no depende de ningún organismo central y que tiene la ventaja de ser rápida y segura«. 

Por el contrario, el fraude publicitario es el acto de alojar anuncios en una plataforma de publicación y aumentar el número de clics o impresiones para obtener ingresos. Es un esquema de monetización para los desarrolladores de aplicaciones o propietarios de sitios web.

En el centro de este problema de fraude está la falta de transparencia. Tanto si se trata de un fraude de clics (que se hace pasar por consumidores reales que hacen clic en los anuncios) como de anuncios falsos en sitios web falsos, todos estos defraudadores de la publicidad tienen una cosa en común. Ganan dinero gracias a la opacidad de los datos. Aquí es donde entra en juego blockchain. Su transparencia y visibilidad permiten distinguir los clics reales de los falsos.

Aquí hay 4 principios de blockchain que le mostrarán cómo luchar contra los fraudes: 

  • Igualdad: todos los usuarios tienen el mismo acceso a los datos.
  • Descentralización: en lugar de un almacén de datos principal, blockchain se compone de numerosos nudos en una red, cada uno con un acceso directo a los demás. 
  • Transparencia: cada transacción es visible por todos los participantes.
  • Inalterable (definitiva): una vez registrada y confirmada la transacción, no puede ser modificada, lo que asegura la confianza entre todos los participantes. 

Estos principios son los que hacen de blockchain un modelo interesante para gestionar los retos del fraude publicitario. 

Gracias a blockchain, se atribuyen identificadores únicos a anunciantes y editores. Esto evitará que las redes publicitarias no verificadas o los sitios web falsos contaminen los datos de tráfico.

Así, los anunciantes pueden controlar su información de forma transparente. Ya sean los anuncios mostrados, el tiempo de visualización, los participantes implicados y cada paso de la cadena de suministro digital. Además, las plataformas basadas en blockchain pueden elaborar listas negras de sitios web conocidos por sus altos niveles de desviación e infiltración de robots. Esto permitirá a los anunciantes deshacerse de gastos inútiles redirigiendo su dinero hacia sitios web más eficientes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.